Destacada actuación del Club de Mar Ría de Aldán en el Campeonato de España

Galicia logró un total de 24 medallas en las distintas modalidades y categorías, en el Campeonato de España, que se disputó en Sevilla y en el que participaron 114 formaciones. Además, colocó a cinco clubes entre los quince primeros y volvió a confirmar que es una potencia nacional en la canoa.

Los clubes gallegos volvieron a demostrar su solvencia y calidad, a la victoria del Kayak Tudense se sumaron, el séptimo puesto del Ciudad de Pontevedra, al Breogán de O Grove terminó en el decimotercero, As Torres Romería Vikinga fue decimocuarto y el Club de Mar Ría de Aldán, decimoquinto.

Roi Rodríguez fue uno de los destacados de la competición: logró la medalla de bronce en K-1 y el oro en sub-23. Fue el único que conquistó dos metales y demostró encontrarse en un gran momento de forma. No pudo con Íñigo Peña, que fue el ganador. Ambos mantuvieron una dura pugna en los cinco mil metros del recorrido.

En la categoría femenina, Ana Varela fue cuarta después de atravesar por algunas dificultades durante la regata. Algunas participantes le molestaron en las ciabogas. Tania Fernández llegó sexta y se colocó segunda en sub-23.

Galicia dominó la canoa, con ocho representantes gallegos entre los diez primeros. Tono Campos revalidó su título de campeón nacional tras mantener una fuerte lucha con su compañero en el Breogán Diego Romero. José Luis Bouza fue tercero. En el cuarto lugar se colocó André Oliveira, que tuvo muchas dificultades para manejar su barco. David Costa y Brais Casas, fueron sexto y séptimo respectivamente. Sergio Vallejo (Poio Pescamar) acabó noveno por delante de Manuel Garrido, mientras que Brais Casas y Sergio Vallejo ocuparon por ese orden la clasificación de la sub-23.

En la última jornada del Campeonato de España también se disputaron las pruebas júnior masculino. En K-1 fue segundo Iago Monteagudo (Naval de Pontevedra), quien mantuvo una fuerte lucha con Javier Bermejo en los últimos metros. Su rival le molestó de forma evidente con la pala para evitar que le superara. Los jueces no apreciaron infracción y el palista renunció a la posibilidad de presentar una reclamación. Iago Monteagudo se conformó con la segunda posición.

El que ocupó la primera plaza en C-1 fue Alex Bernárdez (Poio Conservas Pescamar), que ejerció de dominador durante toda la regata ante sus rivales andaluces que nada pudieron hacer por evitar su victoria.

Camila Aldana Morison y Raquel Dacosta, ambas en K-1 júnior, fueron primera y segunda, mientras Paula Castro, del Boiro, ocupó la segunda posición en C-1.

En el Campeonato de España Jóvenes Promesas Galicia logró un éxito sin precedentes al conquistar la histórica cifra de diez medallas y colocaron al As Torres Romería Vikinga y al Ciudad de Pontevedra segundo y tercero en la clasificación por clubes. Desde que se implantó este formato, en 2011, no logró tan brillantes resultados. Los palistas gallegos lograron diez medallas sobre 24 posibles.

Antía Jacome (Ciudad de Pontevedra) fue la ganadora en cadete A C-1. En cadete B masculino C-1 masculino, Galicia ocupó los tres primeros lugares con Francisco Silva y David Ribeiro, ambos del Portonovo, y Martiño Ribeiro, del Naval de Pontevedra. Luis Rodríguez, también del Portonovo, conquistó el oro en cadete B K-1.

David Barreiro y Pablo Rodríguez, ambos del Poio Conservas Pescamar, fueron segundo y tercero en cadete A C-1 mientras Mario Rey, del Ría de Betanzos, ocupó el segundo puesto en cadete B. Marta Iglesias, del Club de Mar Ría de Aldán, fue tercera en cadete a K-1 , lo mismo que María Perez, del O Muiño Ribadumia, en cadete B C-1.

 

Por clubes, Galicia colocó a diez formaciones entre las 25 mejores, algo histórico en esta competición.