Ellas dan el golpe en el Descenso del Miño

Las chicas son guerreras. Así de claro lo dejaron las palistas del Club de Mar Ría de Aldán Hermanos Gandón, el pasado fin de semana, durante la disputa del Descenso del Miño, en Ourense.

De nuevo, Marta Iglesias dejó ver su buen estado de forma y se hizo con el primer puesto en el cajón tras ganar el K-1 cadete durante una prueba en la que se reencontró con la victoria. Buena actuación, también, en junior de Irene Dacosta y Cintia Fernandez, que ocuparon dos de los escalones del podio: el segundo y el tercero, el mismo puesto con el que se hizo María en el C-1. La excelente actuación de las damas la completó Marisol Ruibal, en el K-1 de veteranas, colgándose la medalla de bronce.

Si ellas estuvieron magníficas, ellos siguieron prolongando la buena temporada del equipo. Ahí estaban Óscar y Raúl Iglesias, para quedarse con el bronce en la prueba del K-2 juvenil, dejando huella en una regata que parecía hecha a su medida.

 

También se sumó a la fiesta, en el C-1, Iñaki López, segundo, y que sigue sumando medallas a su cosecha de este año, tras las conquistadas una semana antes en el Campeonato Gallego de barcos, en Verducido. 


Fin de seman de éxitos en el Campeonato de Galicia, la Copa España y la Regata de Infantiles

Fin de semana sin tregua para todos los palistas del Club de Mar Ría de Aldán Hermanos Gandón. La competición no dio descanso y hubo que estar al máximo nivel en todas las pruebas que se disputaron, desde el Campeonato Gallego de Barcos de Equipo, pasando por la Copa España de Kayak de Mar, hasta la IV Regata de Infantiles. Y todos cumplieron.

En el Campeonato Gallego, fueron ellas las que llevaron la voz cantante, subiéndose al cajón en varias ocasiones y firmando una estupenda actuación. En el K-2 juvenil 500, Irene Dacosta y Cintia Fernández se hicieron con la segunda plaza, mientras que Marta Iglesias y Lara Davila fueron cuartas y Sandra Villa y Covi Carballido entraron en sexta posición. 

En el K-2 juvenil 200, el podio fue mayoritariamente para el equipo: Irene y Cintia, volvieron a quedarse con la segunda plaza- como habían hecho en 500- seguidas de Lara y Marta, que esta vez se colgaron el bronce. Lara y Marta, volverían a subir al cajón, pero esta vez en compañía de Covi y Sandra, la otras dos integrantes del K-4 juvenil, que se alzaron con el tecer puesto en la prueba de 500.

En la misma prueba, pero en sénior, Araceli, Carmela, Noelia y Jessica, hicieron segundas, después de que Araceli y Carmela fuesen terceras en el K-2 500 y Noelia y Jessica, quintas. 

Por lo que se refiere a ellos, el K-4 Sénior, logró el cuarto puesto en la regata de 1000 metros, Diego Dacosta, David Caride, Javier Rouco y Sergio Menduiña, a punto estuvieron de alzarse con el bronce. Por lo que se refiere al K-4 juvenil, Raúl Dacosta, Raúl Iglesias y Oscar y Serafín Canosa, cruzaron la meta en sexta posición, redondeando la buena actuación de todo el equipo en este campeonato el cuarto lugar del K-2 Sénior, de Javier Rouco y Sergio Menduiña en la prueba de 200.

En la Copa de España de Kayak de Mar, volvieron a brillar, de nuevo, los veteranos. En el K-1 el cajón se vistió con los colores del Club de Mar Ría de Aldán, con la victoria de Manuel Carrera y la segunda plaza de Román Villar; como ya nos tiene acostumbrados, también en veteranos 'super' Juan Gago, se llevó para casa una nueva medalla, esta de plata. 

La réplica a los mayores la dieron los cadetes: en el K-1 Sprinter, Tomás Iglesias consiguió un notable cuarto puesto, en categoría masculina y, en la femenina, Paula Ferradás entró novena. Con todos estos resultados, el equipo se anotó el séptimo lugar entre todos los clubes gallegos que competían, situándose el 12 a nivel de toda España.

Hasta el quinto lugar llevarían al club los chavales que disputaron la IV Regata de Infantiles, en Pontesampaio. En el C-1 A, Abel Dacosta hizo suyo el bronce, finalizando una magnífica prueba en 3000, en la que Agustín Iglesias sería duodécimo; el mismo puesto fue para Víctor Canosa, en el C-1B. En el K-1, Gustavo Leyenda fue octavo y Marcos Pérez undécimo, sumando en conjunto los 871 puntos que metieron al Club de Mar Ría de Aldán en el 'top five' de todos los equipos que participaron en la regata.

Club de Mar Ría de Aldán, tercero por clubes en la Regata Provincial de alevines y Benjamines

Los más pequeños del Club de Mar Ría de Aldán Hermanos Gandón, supieron hacer equipo y lograron que el club se hiciese con la tercera plaza en el II Regata de la Liga Provincial de alevines y benjamines, disputada el fin de semana en el río Lérez.

Además de ir acostumbrándose, poco a poco, a la competición, los chicos y chicas están haciendo conjunto y, además de apoyarse e ir logrando, prueba a prueba, mejores resultados, demostraron que los días duros de entrenamiento empiezan a verse en cada prueba.

Entre los mejores del día, Clara Carballido, en el K-1 Benjamín, que logró una meritoria novena posición en una regata que no fue nada fácil, tanto por la calidad de sus contrincantes como por el número de participantes.

La misma plaza, pero en el K-1 Alevín de chicos, fue la que consiguió Rubén Menduiña, en una prueba en la que contendían 47 participantes y que estuvo reñida desde la misma salida hasta el punto de que del sexto al noveno apenas hubo una diferencia de tres segundos.

El resto del equipo, desde Alexander Rodríguez, Hugo Rosas, Víctor Solla- en Alevín A K-1- Javier Portela, Raúl Valladares, Saúl Dacosta- en el Alevín B K-1-; Daniel Mariño, Jorge García, Óscar Álvarez- em el Benjamín K-1 chicos-; Candela Marcelino, Carlota Campo, Helena García, Lara Santaclara, María Ríal, Marina Diz y Marina Campo- en el Alevín chicas K-1- hicieron un buen papel que, seguro, irá mejorando a medida que avance la temporada.

 

Todos ellos consiguieron con su esfuerzo que el Club de Mar Ría de Aldán acabase la prueba con 1.468 puntos, solo por detrás del Club Náutico Muiño, de Ribadumia, y la Escuela de Piragüismo Ciudad de Pontevedra.  

Espectáculo de los veteranos en el Campeonato Gallego de Barcos, en Verducido

Los veteranos firmaron los mejores resultados del Club de Mar Ría de Aldán Hermanos Gandón durante el Campeonato Gallego de Barcos, disputado el pasado fin de semana en Verducido. Aunque todo el equipo compitió a buen nivel, este sábado, la verteranía sí fue un grado y de ello dieron buen ejemplo Juan Gago, Manuel Marcos Carrera, Iñaki López Rey y Marisol Ruibal.

También brillaron en el juvenil K-1 femenino, Irene Dacosta, que se hizo con la cuarta posición en las dos pruebas que disputó- el 200 y el 500-; por su parte, Raúl Dacosta, también en juvenil, fue sexto en la final B, mientras que en el sénior K-1, Diego Dacosta, se llevó el bronce en el 200 y a punto estuvo de repetirlo en el 500, alzándose con la cuarta plaza. Por su parte, David Caride, que también competía en los dos, fue 5º en la final B de ambas.

Por lo que se refiere al C-1, la plata en juvenil fue para una espectacular María Villar, que completó una excelente contienda en la que demostró su buen momento.

Las mayores alegrías fueron las que trajeron Marisol Ruibal, en el K-1 1000 de veteranos, que se colgó el oro, lo mismo que hizo Juan Gago, que está en un estado de forma brutal y que, de nuevo, se subió a lo más alto del cajón.

 

El espectáculo del día lo completaron Iñaki López y Manuel Marcos Carreira, para los que estaban reservadas dos ‘platas’, una para cada uno en su categoría. 

El Club de Mar Ría de Aldán, en la Copa de España de 200 y 500

Los piragüistas gallegos conquistaron diez medallas en la categoría sénior en la Copa de España que se disputó en Verducido. Cuatro de oro, otras tantas de plata y dos de bronce fue la cosecha de preseas en la modalidad de barcos dobles, tanto en la distancia de 500 como de 200 metros.

Entre los participantes, los palistas del Club de Mar Ría de Aldán Hermanos Gandón, quienes compitieron frente a rivales de altísimo nivel que llegaban dispuestos a demostrar, una vez más, que España está entre los mejores de Europa de la especialidad.

Irene Dacosta y Lara Dasilva  fueron las más destacadas, logrando el cuarto puesto en la final de su categoría, el K2 juvenil 200; además. Irene se hizo con la misma posición  en la final de K1, completando un buen fin de semana quedándose, también, al borde de la medalla en el K1 500.

En el K2 Sénior 500, Araceli y Carmela Menduiña fueron segundas en la final B y cuartas en la final B de 200. En la final A de 200, Noelia y Jessica Moledo, entraron en novena posición, mientras que en el K2 de 500, fueron sextas en la final B.

 

En el K2 masculino sénior, en 200, Diego Dacosta y David Caride, ganaron la final C, logrando la tercera plaza en la final B de 500. Diego completó un buen campeonato consiguiendo la octava plaza en el K1 sénior 500.